La obesidad es una enfermedad crónica que no solo afecta estéticamente, sino que puede llevar a problemas mucho más graves que amenacen la calidad de las personas que la padecen.


Esta enfermedad crónica es de origen multifactorial y se caracteriza por la acumulación de grasa en exceso. Algunos casos pueden ser de origen genético o incluso hormonal, pero la gran mayoría de las personas que la padecen es a causa del sedentarismo y una mala alimentación.


Algunos de las principales enfermedades provocadas por la obesidad son:


Hipertensión

La hipertensión o presión arterial alta es uno de los riesgos principales de las personas obesas.

Esto ocurre por la acumulación de líquidos en las arterias porque se forma una placa que impide la circulación de la sangre.


Colesterol alto

Los niveles altos de colesterol son comunes en personas con obesidad, ya que el organismo tiene problemas para descomponer las grasas de manera adecuada.


Diabetes tipo 2

Cuando no se toman medidas de prevención y se alimenta bien a nuestro cuerpo, el riesgo de padecer diabetes aumenta considerablemente. Esta enfermedad se relaciona directamente con el consumo de azúcares refinados y carbohidratos, estos últimos también promueven el aumento de grasa acumulada y en consecuencia la obesidad.


Problemas respiratorios

La obesidad afecta a las personas en sus vías respiratorias debido a que les obliga a hacer más esfuerzo para mover la caja torácica y el abdomen, lo que provoca músculos más débiles y reduce la capacidad pulmonar.


Como puede ver, la obesidad no es una enfermedad que solo afecte de manera estética, sino que puede ser el inicio de otros padecimientos mucho más graves.

En Copilli Salud Integral podemos ayudarle con esta y otras enfermedades con terapias y atenciones para conseguir una salud integral completa. Solo tiene que llamarnos y agendar su cita.